marzo 12, 2014

Dongu // Cenas escondidas.

DONGU es el nombre que mis amigos Ricardo Aguilar y Juan Limón eligieron para el proyecto del que hoy escribiré; la palabra proviene del otomí y significa "casa vieja" dentro de este concepto se desarrolla su proyecto; el año pasado, Ricardo tuvo la oportunidad de viajar a Chile para trabajar en un restaurante y mejorar sus habilidades culinarias, durante su estancia conoció un tipo de cenas que se desarrollan fuera de los restaurantes, son itinerantes y en ocasiones las personas reunidas no se conocen entre sí pero todo se integra de manera natural al estar sentado probando los platillos que el chef tiene preparado.

En esta ocasión me invitaron a probar su cocina y conocer un poco más sobre el concepto de su trabajo, desde el significado de la palabra DONGU, nos dejan ver su intención: Sentirse como en casa. Me llamó la atención el menú ya que el chef decidió no poner un nombre de platillo completo sino los ingredientes que lo componen. 


Para esta cena, un amigo mío fue el que prestó la casa y también montó algunos adornos, este es un punto notable que me gustaría rescatar, las personas involucradas en la cena pueden aportar elementos, en este caso fue la decoración pero tú puedes participar con platos de cerámica si eres diseñador industrial, por ejemplo. 


En un elemento como este, se incluyeron mazorcas de maíz criollo y Ricardo nos explicó que la intención de DONGU es preservar ingredientes de la cocina tradicional mexicana y adquirirlos con productores locales para de esta manera promover el comercio local, aquí me gustaría mencionar que si tú produces alguna clase de ingrediente que pudiera utilizarse en una cena, no dudes en contactar a Ricardo para venderle tu producto.


Esta cena estuvo conformada por 5 tiempos, el primero de ellos consistió en una ensalada de quelites acompañada de pan de queso ranchero elaborado por Juan y queso tipo gouda elaborado en la localidad de Amealco, Querétaro. Nopales curados en sal y vinagreta de pepita. 


El segundo tiempo consistió en un flan de elote relleno de flor de calabaza y requesón, salsa de chile ancho con piloncillo y maíz palomero. Todo esto servido sobre un plato de cantera elaborado en la localidad de San Juan del Río, Querétaro y hoja de plátano.


El tercer tiempo fue uno de mis favoritos, alguno de los comensales mencionó que no era muy fanático de la lengua de res, pero Ricardo y Juan supieron resolver bastante bien el platillo ya que la lengua estaba tierna, servida sobre una tablilla de barro y hoja de plátano, bañada en chirmol, acompañada de granos de elote y una hojuela de plátano frito, simplemente delicioso. Después de probar el platillo, aquel comensal nos comentó que ¡esa noche había cambiado su parecer a cerca de la lengua de res!


El cuarto tiempo fue un raspado de betabel con naranja y una hoja de trébol, servido en un caballito para tequila, algo refrescante y preparativo para el toque final: el postre. 


El gran final, un postre compuesto de mousse de chocolate con tocino, pinole, crumble de chocolate y helado casero. ¡Todo estuvo delicioso!


La próxima cena de DONGU será el 21 de Marzo en la ciudad de Querétaro, aún hay lugares disponibles. Si te gustaría asistir a una de sus cenas o llevar una a tu casa (para el anfitrión la cena es gratuita), no dudes en contactarlos.

Les dejo el menú de la próxima cena.


El costo promedio por persona es de 200 pesos.
Para reservar puedes hacerlo a los siguientes teléfonos: 4272736889 ó 4424100811
Correo electrónico: contacto.dongu@gmail.com